Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1801 - 1805
  2. 1806 - 1810
  3. 1811 - 1815
  4. 1816 - 1820
  5. 1821 - 1825

Purificación 1815-1818 / Rí­o de la Plata, actual departamento de Paysandú

Ficha

Desde Purificación, Artigas gobernó la Liga Federal. No era mucho más que un campamento, un rancherío de cueros y trapos, a orillas del río Uruguay. Era el lugar al que iban a parar los “malos europeos y peores americanos”, los enemigos de la Revolución, a purificarse. Estaba ubicado en un punto estratégico que permitía enfrentar cualquiera de los frentes de peligro.

En esta época era muy común la presencia de cronistas. Eran personas enviadas por la Corona para describir todo lo que se podía observar en las colonias. Describían desde paisajes hasta costumbres de los pobladores. Uno de los cronistas que describió el lugar y a Artigas fue John Robertson, quien lo hizo de la siguiente forma:

“Y allí, ¿qué creen que vi? ¡Pues, al Excelentísimo Protector de la mitad del Nuevo Mundo sentado en un cráneo de novillo, junto al fogón encendido en el piso del rancho, comiendo carne de un asador y bebiendo ginebra en guampa! Lo rodeaban una docena de oficiales mal vestidos, en posturas semejantes, y ocupados lo mismo que su jefe. Todos estaban fumando y charlando. El Protector dictaba a dos secretarios que ocupaban junto a una mesa de pino las dos únicas desvencijadas sillas con asiento de paja que había en la choza. […] el piso […] estaba sembrado con sobres de todas las provincias (algunas distantes 1.500 millas de aquel centro de operaciones), dirigidos al Protector. A la puerta estaban los caballos humeantes de los correos que llegaban cada media hora y los frescos de los que partían con igual frecuencia. Soldados, ayudantes, escuchas, llegaban a galope de todas partes. Todos se dirigían al Protector y él, sentado en su cráneo de toro, fumando, comiendo, bebiendo, dictando, hablando, despachaba todos los asuntos de que se le noticiaban, con tranquila o deliberada, pero imperturbable indiferencia […]. Creo que si los asuntos del mundo hubieran estado a su cargo, no hubiera procedido de otro modo. Parecía un hombre incapaz de atropellamiento y era semejante al jefe más grande de la época.”

En 1818 el ejército portugués tomó el campamento y Purificación fue desapareciendo. En 2004 confirmaron su ubicación, gracias al trabajo de los arqueólogos.

GLOSARIO

Excelentísimo Protector
Título de Artigas como gobernante supremo de la Liga Federal.