Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1876 - 1880
  2. 1881 - 1885
  3. 1886 - 1890
  4. 1891 - 1895
  5. 1896 - 1900

Los primeros rascacielos se elevan 1885-1931 / Estados Unidos

Ficha

Los altísimos edificios de vidrio y metal, que hoy son un símbolo de las grandes ciudades de todo el mundo, tuvieron su comienzo en Estados Unidos, a fines del siglo XIX. Allí se dieron las condiciones que hicieron posible el surgimiento de este tipo de edificios: la concentración de la población en las ciudades y el desarrollo económico que permitía invertir grandes sumas de dinero en los nuevos materiales y formas de construcción. El aspecto de las ciudades comenzaba a cambiar para siempre.

En Estados Unidos, a fines del siglo XIX, el aumento de la población y su concentración en las ciudades hizo que las parcelas de terreno libres para edificar comenzaran a escasear. Para aprovechar mejor el espacio era necesario construir edificios de muchas plantas y esto fue posible gracias al avance de la tecnología aplicada a la construcción: mejores cimientos, materiales más fuertes y resistentes, como el acero, el vidrio y el hormigón armado, consiguieron estructuras más sólidas. La altura de las nuevas construcciones hizo que se les conociera con el nombre de rascacielos. El primero de estos edificios fue construido en Chicago, en 1885, y su altura fue de apenas 42 metros. Hoy, aquel edificio no destacaría demasiado en cualquier ciudad. El primero verdaderamente alto apareció en Nueva York, en 1899, y llegó a los 120 metros.

Un elemento fundamental en la historia de los rascacielos es el desarrollo y perfeccionamiento del ascensor. El primer ascensor eléctrico empezó a funcionar en 1887.

Louis Henry Sullivan fue un destacado arquitecto, responsable de la transformación del paisaje urbano estadounidense de aquella época. Tuvo gran éxito en la construcción de edificios comerciales, en los que utilizó su talento de artista para fines funcionales. Se lo recuerda por su originalidad en el manejo de las estructuras de acero y los ornamentos.

A medida que las técnicas y materiales de construcción mejoraban, los nuevos rascacielos alcanzaron alturas cada vez mayores. La ciudad de Nueva York vivió un auténtico auge de este tipo de edificaciones en las primeras décadas del siglo XX, cuando los rascacielos pasaron de medir 200 metros de altura, hasta rozar los 400 metros, con la construcción del famoso Empire State, en 1931, el edificio más alto del mundo durante cuatro décadas.

GLOSARIO

Ornamento
Elementos decorativos que se utilizan para embellecer.
Paisaje urbano
El aspecto de una ciudad, compuesto por todos sus elementos: edificios, calles, avenidas, espacios verdes, etcétera.
Parcela
Partes en las que se divide un terreno