Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1801 - 1805
  2. 1806 - 1810
  3. 1811 - 1815
  4. 1816 - 1820
  5. 1821 - 1825

Los obreros Siglo XIX / Inglaterra

Ficha

Cuando el número de fábricas comenzó a crecer, se necesitaron más personas para trabajar. Aunque las máquinas producían más en menos tiempo, se precisaban personas que las manejaran. Las primeras se movían por el impulso del vapor de agua generado en calderas calentadas con carbón. Había que extraer el carbón de las minas, trasladar luego los productos fabricados y para todo eso también se precisaban personas trabajando. La revolución industrial necesitó mucha gente, necesitó de los obreros.

Los trabajadores de las fábricas hacían un producto con la ayuda de una máquina y esto era un trabajo nuevo y diferente. Por esa razón, a estos trabajadores, con características distintas a los artesanos, campesinos o comerciantes se los llamó obreros o proletarios.

Los obreros eran aquellos que trabajaban en la fábrica y a cambio se les pagaba un salario o sueldo. Es importante tener en cuenta que, a diferencia de los artesanos, los obreros no vendían un producto sino que vendían su propia fuerza de trabajo. No eran dueños de los instrumentos, máquinas, herramientas y materiales que usaban para la fabricación de productos; todo eso era propiedad del patrón.

Como se necesitaban muchos obreros, aquellas personas que no tenían trabajo iban a buscarlo a las fábricas, y como estas estaban cerca de ciudades o pueblos, estos lugares fueron poblándose cada vez más con las personas que venían a trabajar como obreros. Durante muchos años no existieron leyes o reglamentos que regularan los derechos y obligaciones de los obreros.

Por eso era común que trabajaran 16 o 20 horas al día, que no tuvieran ningún día de descanso, que cobraran sueldos muy bajos, que trabajaran en malas condiciones, que no tuvieran vacaciones pagas y que fueran despedidos si se enfermaban. Incluso era común encontrar hasta niños de 9 o 10 años trabajando en las fábricas.

Los obreros empezaron a protestar por sus condiciones de trabajo. Los primeros obreros organizados fueron los luditas, que se llamaban así en honor a Ned Ludd. Estos obreros protestaban rompiendo las máquinas con las que trabajaban en las fábricas. Con el tiempo, las organizaciones obreras, con la acción organizada y colectiva, protestas y movilizaciones, fueron conquistando muchos de los derechos laborales que hoy tenemos todos.

GLOSARIO

Salario
Pago o retribución que se da por un trabajo.