Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1926 - 1930
  2. 1931 - 1935
  3. 1936 - 1940
  4. 1941 - 1945
  5. 1946 - 1950

Los fauvistas y los expresionistas 1905-1933 / Europa

Ficha

La llegada del siglo XX trajo consigo una serie de cambios que influyeron en el modo en que las personas percibían el mundo. Ya no tenía sentido retratar la realidad tal cual se la veía, pues eso podía hacerse de modo exacto gracias a la fotografía. Los artistas se plantearon buscar aquello que solo la pintura podía hacer: crear algo nuevo y personal, producto de la experiencia y de su visión del mundo. El fauvismo y el expresionismo compartieron esa búsqueda pero por caminos diferentes.

El fauvismo fue una de las vanguardias pictóricas de comienzos del siglo XX. Su nombre proviene de la expresión francesa cage aux fauves (que significa ‘jaula de fieras’), palabras con las que un crítico de arte definió la exposición del Salón de Otoño de 1905. El crítico quedó impresionado por la ferocidad de los colores utilizados por los artistas, entre los que se encontraban Henri Matisse, Maurice de Vlaminck y André Derain. Este último fue quien explicó lo que significaba el color para los fauvistas: “Los colores llegaron a ser para nosotros cartuchos de dinamita, cuya misión era descargar luz”. El fauvismo tuvo una corta duración, ya que en 1910 se había agotado, pero en él se encuentran algunas de las bases del arte abstracto, que surgiría pocos años más tarde

En tanto, el expresionismo comenzó en Alemania en 1905, cuando varios artistas se reunieron en un grupo llamado Die Brücke (‘El Puente’). A diferencia de la pintura fauvista, las obras de los expresionistas respondían a ideas que iban más allá del campo artístico, como la política, la religión y la filosofía. El expresionismo reaccionó contra el progreso industrial. Las fábricas producían cada vez más y las ciudades crecían en tamaño y población, pero también comenzaba a verse la pobreza, la masificación y deshumanización de los obreros. Ante esto, los artistas buscaban un arte que intentase cambiar el mundo al expresar el verdadero estado de las cosas bajo la superficie evidente. Una obra representativa de este movimiento es El grito de Edvard Munch.

Más tarde, el cine alemán utilizó conceptos expresionistas, centrándose en los temas fantásticos y psicológicos, para crear así películas oscuras y aterradoras que parecían sacadas de una noche de pesadilla. De esta forma, los directores expresaban su mirada de la situación política y social que vivía Alemania en aquella época.

GLOSARIO

Arte abstracto
Es aquel que no busca imitar la realidad. En lugar de copiar un modelo (una persona, un animal, un objeto, un paisaje), el arte abstracto usa formas, colores y líneas para crear composiciones que no existen en el mundo real.
Fantástico
Se aplica este término a aquellos cuentos e historias en los que ocurren cosas imposibles o en los que aparecen personajes que pertenecen al mundo de la imaginación y la fantasía