Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 2001 - 2005
  2. 2006 - 2010
  3. 2011 - 2015
  4. 2016 - 2020

La situación de los pueblos originarios 1970-2001 / América

Ficha

La expresión pueblos originarios refiere a quienes habitaban el continente americano antes de la colonización europea y a sus descendientes actuales. Sustituye el uso de las palabras indio o indígena, que son fruto de un error cometido en el siglo XV, cuando los europeos creyeron haber llegado al Asia. Esos términos, al igual que aborigen, fueron cargados de sentido despectivo. La expresión pueblos originarios reivindica la riqueza cultural y el legado de los habitantes más antiguos de América.

Durante la época colonial los habitantes de América fueron sometidos a formas de dominio muy duras. En los territorios ocupados por España, ellos quedaron relegados a los sectores más pobres de la población. Aunque desde mediados del siglo XVI se prohibió someterlos a esclavitud, igualmente fueron explotados como mano de obra. En las zonas colonizadas por Portugal se admitía la esclavitud de los indígenas pero prefirieron esclavizar a personas de origen africano. En América del Norte, en las zonas ocupadas por Inglaterra, los pobladores fueron desplazados por los colonos y mantenidos lejos de las áreas habitadas por europeos.

Esta situación no cambió con la independencia. A pesar de haber participado activamente en las luchas independentistas, los americanos indígenas y mestizos siguieron conformando las capas más pobres de la población en los nuevos países. Recién a partir del último tercio del siglo XX las reivindicaciones de los descendientes de los pueblos originarios llegaron a hacerse oír.

En la actualidad varios Estados nacionales reconocen la presencia de una multitud de culturas y pueblos que merecen respeto. Muchos países han modificado su legislación para permitir diferentes formas de organización y reconocer la autonomía de distintas poblaciones, de manera de dar lugar a la diversidad. A pesar de esto, la situación social de los indígenas en América sigue siendo frágil y en la mayoría de los países son víctimas de la discriminación y el racismo.

En algunos casos, las comunidades indígenas se ven afectadas por grandes empresas y corporaciones que tienen interés en explotar los recursos de sus territorios. Generalmente, esas comunidades no tienen las herramientas para enfrentarlas y terminan triunfando los intereses económicos sobre los culturales y sociales.