Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1776 - 1780
  2. 1781 - 1785
  3. 1786 - 1790
  4. 1791 - 1795
  5. 1796 - 1800

La rebelión indígena de Tupac Amaru 1780-1782 / América, altiplano

Ficha

Los ejércitos españoles que conquistaron América se impusieron a los pueblos nativos del continente, entre ellos, al Imperio inca. El dominio español sobre los incas se extendió durante varios siglos, hasta que en 1780 un líder mestizo llamado Tupac Amaru II inició una rebelión que buscaba la independencia de su pueblo. Aunque ese levantamiento fue sofocado y Tupac Amaru II fue asesinado, se convirtió en una figura representativa para los movimientos independentistas americanos.

El Imperio inca fue una importante y rica civilización que dominó gran parte del continente americano hasta la conquista española. El centro de ese imperio se encontraba en la región de los Andes que hoy conocemos como Perú. En 1533, luego de dos años de resistencia, el Imperio incaico fue conquistado por el ejército español. El último emperador inca, Atahualpa, fue ejecutado a pesar de haber comprado su perdón con grandes cantidades de metales preciosos.

Los españoles se instalaron en Cuzco, que hasta entonces había sido la ciudad capital de los incas, y desde allí controlaron todos los territorios del antiguo Imperio. Los conquistadores saqueaban las poblaciones, obligaban a los indígenas a pagar altos impuestos y a trabajar para ellos en las minas de oro y plata. Con el paso del tiempo, el dominio español fue volviéndose más duro y exigente.

En 1780, un mestizo llamado José Gabriel Condorcanqui adoptó el nombre de Tupac Amaru II en honor a un antepasado suyo que había luchado contra los conquistadores dos siglos antes. Tupac Amaru II reunió un ejército de miles de indígenas que luchó con las fuerzas españolas e incluso llegó a derrotarlas en más de una batalla.

En 1781, Tupac Amaru II fue tomado prisionero. Luego de ser asesinado, su cuerpo fue cortado en partes que fueron exhibidas en varias ciudades del Imperio. Los conquistadores pretendían de este modo disuadir futuras rebeliones. Pero la lucha no terminó con su muerte, sino que continuó, liderada por su primo, hasta que en 1782 los rebeldes firmaron la paz con los españoles.

Esta rebelión generó que los sectores altos de la sociedad se resistieran a los levantamientos revolucionarios. Cuando alrededor de 1810 comenzaron las revoluciones en América, en lo que hoy es Bolivia se dio la postura más antirrevolucionaria.