Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1951 - 1955
  2. 1956 - 1960
  3. 1961 - 1965
  4. 1966 - 1970
  5. 1971 - 1975

La primavera de Praga 1968 / Checoslovaquia

Ficha

La Primavera de Praga es el nombre dado a las reformas emprendidas por el gobierno comunista de Alexander Dubcek en Checoslovaquia en 1968. Con las reformas se buscaba moderar los aspectos más rígidos del régimen que la Unión Soviética imponía a los países del bloque socialista. Ante la negativa del gobierno a echar atrás las reformas, la URSS y otros integrantes del bloque decidieron ocupar el país. Con la invasión, la URSS y sus aliados lograron revertir los cambios promovidos por Dubcek.

En la década de 1960, algunos miembros del Partido Comunista de Checoslovaquia, uno de los países aliados a la Unión Soviética, comenzaron a plantear la necesidad de reformar el sistema de gobierno. Se veía con disgusto el modo dictatorial con que el partido de gobierno practicaba el poder. En 1968 llegó al poder Alexander Dubcek, quien llevó adelante una serie de reformas, como el levantamiento de la censura que el Partido Comunista ejercía con la prensa y los demás medios de comunicación. Se iniciaba así el proceso conocido como la Primavera de Praga.

Otras reformas emprendidas por el gobierno liderado por Dubcek otorgaron más libertad en el ámbito económico, político y social: se permitió la creación de partidos (siempre que aceptaran el modelo socialista) y se reconoció la igualdad nacional entre checos y eslovacos; se procedió a la liberación de presos políticos y se reconoció el derecho a huelga y la libertad religiosa.

Estas reformas preocuparon a la Unión Soviética, que ejercía una fuerte influencia sobre los países del bloque socialista. Las nuevas políticas del gobierno checoslovaco eran vistas por el poder soviético como una amenaza para la consistencia del bloque. Luego de meses de tensión en los que la Unión Soviética intentó que el gobierno de Dubcek paralizara las reformas, en agosto de 1968 las fuerzas soviéticas y de la mayoría de los demás países comunistas aliados por el Pacto de Varsovia invadieron Checoslovaquia. La población salió a las calles y reaccionó contra la invasión. Meses después, Dubcek fue sustituido y luego expulsado del Partido Comunista, junto con muchos otros miembros partidarios de las reformas. El régimen soviético consiguió por la fuerza eliminar las reformas; sin embargo, el bloque socialistas comenzaba a mostrar profundas grietas.