Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1926 - 1930
  2. 1931 - 1935
  3. 1936 - 1940
  4. 1941 - 1945
  5. 1946 - 1950

La guerra del Chaco 1932-1935 / América Latina

Ficha

Entre 1932 y 1935 Paraguay y Bolivia se enfrentaron en una guerra por el control del Chaco boreal. En ella se mezclaron disputas por los límites, sentimientos nacionalistas e intereses económicos de grandes empresas petroleras europeas y estadounidenses. Por los costos humanos y materiales de la guerra fue el conflicto más importante de América del Sur durante el siglo XX. El tratado definitivo se firmó en 2009 durante la presidencia de Fernando Lugo en Paraguay y Evo Morales en Bolivia.

El Chaco boreal es una extensa región en el límite entre Paraguay y Bolivia. Desde el final del período colonial había generado problemas respecto a quién pertenecía y dónde se encontraban los límites. Aunque hubo una serie de tratados en el siglo XIX, la disputa no se resolvió y dio lugar a un enfrentamiento bélico.

Además del conflicto limítrofe, en la guerra del Chaco se mezclaron intereses económicos. En la década de 1920 la compañía petrolera estadounidense Standard Oil Co. había encontrado petróleo en la zona y sus técnicos suponían que las mayores reservas estaban en territorio paraguayo. Por este motivo, aumentó el interés de Bolivia por conseguir una salida (indirecta) al océano Atlántico a través del río Paraguay para asegurarse la comercialización del petróleo. A Paraguay también le interesaba controlar la región suponiendo que era muy rica en este recurso.

La tensión entre ambos países se hizo cada vez más profunda hasta que estalló la guerra. Este conflicto fue el más importante de América del Sur durante el siglo XX. Se movilizaron alrededor de 400.000 hombres. Hubo alrededor de 100.000 víctimas, la mayoría de las cuales no fueron en combate sino por causa de enfermedades, falta de alimentos y agua y un entorno natural muy hostil. Además, miles de sobrevivientes sufrieron consecuencias traumáticas y físicas que los incapacitaron de por vida. El enfrentamiento fue muy costoso para ambos países también en materia económica.

Las hostilidades cesaron en 1935; en 1938 se firmó el Tratado de Paz, Amistad y Límites. El territorio quedó dividido entre los dos países: tres cuartas partes para Paraguay y una cuarta parte para Bolivia, incluyendo la ruta fluvial de salida al océano. En 2009 se estableció el acuerdo definitivo de límites.