Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1851 - 1855
  2. 1856 - 1860
  3. 1861 - 1865
  4. 1866 - 1870
  5. 1871 - 1875

La guerra de Crimea 1853-1856 / Europa

Ficha

La guerra de Crimea fue un conflicto que enfrentó a varias potencias europeas entre 1853 y 1856. Rusia quería conquistar un territorio llamado Crimea para acceder al mar Mediterráneo. Pero Francia, Inglaterra y Turquía buscaron detenerla y se desató el conflicto armado. Fue un enfrentamiento entre dos maneras de pelear: la vieja forma tradicional contra la nueva tecnología militar de los países industrializados. Fue la primera guerra fotografiada y seguida por periodistas de todo el mundo.

Aunque la guerra empezó en 1853, se preparaba desde hacía tiempo. Los turcos y los rusos tenían varios conflictos por motivos religiosos pero en realidad Rusia pretendía conseguir acceso a las costas del mar Mediterráneo, uno de los pasajes comerciales más importantes del mundo.

Las principales potencias europeas se opusieron a Rusia y apoyaron a los turcos. Ingleses y franceses veían con desconfianza la expansión de Rusia sobre el mar Mediterráneo, pues si los rusos lograban conseguir esa salida marítima se volverían una fuerte competencia comercial y militar para ellos.

Al poco tiempo de iniciada la guerra, los barcos rusos destrozaron la flota naval de los turcos y su ejército desembarcó en Turquía. Francia e Inglaterra se preocuparon por esta situación y enviaron ejércitos para apoyar a los turcos. En 1854 las dos potencias entraron en guerra contra Rusia.

Francia e Inglaterra contaron también con el apoyo de Austria. Los ejércitos de estos tres países estaban mejor armados, tenían mejores barcos y una instrucción militar más profesional que la del ejército ruso. La guerra duró dos años más y la batalla más importante se produjo en Sebastopol. Los rusos resistieron el ataque de sus enemigos durante casi un año, pero al final fueron derrotados y tuvieron que retirarse de los territorios que habían ocupado.

Esta guerra tuvo importantes consecuencias para el futuro militar y político de Europa. Fue el primer conflicto desde el Congreso de Viena, en el que todos los países habían acordado no pelear entre sí. Además se rompieron algunas alianzas entre las potencias europeas. Rusia perdió su lugar como el ejército más temido de Europa. La nueva tecnología se impuso a las estrategias militares y Francia e Inglaterra se convirtieron en los nuevos ejércitos modernos.