Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1926 - 1930
  2. 1931 - 1935
  3. 1936 - 1940
  4. 1941 - 1945
  5. 1946 - 1950

La guerra civil española 1936-1939 / España

Ficha

En 1936, a partir del intento de golpe de Estado de las fuerzas nacionales lideradas por Francisco Franco, una guerra civil se desató en España. Mientras el bando nacional recibió apoyo de los regímenes totalitarios de Hitler y Mussolini, el bando republicano contó con la ayuda de voluntarios de muchos países. La superioridad militar del bando nacional acabó por imponerse el 1 de abril de 1939 y dio comienzo a una dictadura que duraría décadas.

El golpe militar de julio de 1936 contra el gobierno republicano triunfó en gran parte del territorio español y fracasó en otras. España quedó entonces dividida en dos grandes bandos: el nacional de los golpistas y el republicano de los opositores al golpe. Esta situación derivó en una guerra civil por el control del país.

El bando nacional, dirigido por un grupo de generales entre los que se encontraba Franco, estableció un Estado autoritario y militarizado en cada zona controlada. En el bando republicano el control del territorio estaba en manos de partidos y sindicatos obreros. En Madrid y en toda Cataluña los trabajadores organizados junto al pueblo irrumpieron en los cuarteles del ejército, se apoderaron de las armas, enfrentaron y resistieron al bando nacional con algunas victorias importantes.

En paralelo a los enfrentamientos entre bandos, algunas regiones españolas se lanzaron a una revolución autogestionaria. En el caso de Cataluña, las principales industrias se colectivizaron, el pueblo tomó el control de ciudades como Barcelona y el transporte, la salud, los restaurantes y las escuelas fueron gestionados por los propios trabajadores. También en el campo se organizaron comunidades agrícolas de producción, bajo el poder de los campesinos.

Hacia fines de 1936, el bando nacional dirigió un ataque frontal a Madrid. El bando republicano resistió el ataque y el grito de “¡No pasarán!” se hizo conocido en todo el mundo. Los republicanos tuvieron el apoyo de decenas de miles de voluntarios franceses, alemanes, italianos, argentinos, uruguayos y de muchas otras nacionalidades que conformaron brigadas internacionales de resistencia al golpe.

El 1 de abril de 1939, el bando nacional con la ayuda de los regímenes totalitarios europeos se impuso y Franco declaró la victoria.