Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1926 - 1930
  2. 1931 - 1935
  3. 1936 - 1940
  4. 1941 - 1945
  5. 1946 - 1950

La expansión de la crisis de 1929 en el mundo 1929-1938 / Estados Unidos, Europa y América Latina

Ficha

La crisis de 1929 se extendió desde Estados Unidos al todo el mundo rápidamente, produciendo un impacto de dimensiones desconocidas hasta ese momento. La gran reducción de las importaciones afectó con dureza a los países productores de materias primas y la cancelación del crédito estadounidense tuvo dramáticas consecuencias en Europa, especialmente en Alemania. Las primeras medidas que los gobiernos tomaron ante la crisis agravaron sus efectos inmediatos y generaron un clima de agitación social.

La crisis económica desencadenada a partir del quiebre de la Bolsa de Nueva York a fines de 1929 se extendió al resto del mundo cuando Estados Unidos redujo las importaciones de materias primas, suspendió el crédito y exigió el pago de los préstamos de capital a corto plazo que había hecho a países europeos, sobre todo a Alemania. Entre 1924 y 1929, Estados Unidos había prestado a Europa 2.957 millones de dólares.

La economía mundial dependía tanto de Estados Unidos que las medidas posteriores al crack de 1929 provocaron una crisis económica de alcance mundial. Con la excepción de Japón y la URSS, todos los países se vieron afectados de alguna manera. Las consecuencias de la crisis en Alemania fueron desastrosas. Sin los créditos norteamericanos, la economía alemana se desplomó: en 1932 había en Alemania seis millones de trabajadores desocupados. En tanto, el comercio internacional sufrió una caída tan grande que una década después del comienzo de la crisis aún no se había recuperado. Los países exportadores de materias primas agrícolas y minerales, como Chile, Bolivia, Cuba, Canadá, Brasil, Argentina, Uruguay y la India, sintieron el impacto de la pérdida del mercado internacional.

En un primer momento, los gobiernos de las potencias redujeron el gasto público, aumentaron los impuestos, bajaron los salarios y subieron los aranceles a los productos extranjeros para desestimular las importaciones. Los efectos a corto plazo de estas medidas provocaron un agravamiento de las consecuencias de la crisis y un gran descontento social, generando un ambiente propicio para el surgimiento de dictaduras de carácter fascista. En Alemania, ya bajo el gobierno del Partido Nazi, uno de los factores que ayudó a reactivar la economía fue la estimulación de la industria del armamento y la construcción de obras públicas.

GLOSARIO

Arancel
Impuesto de aduana que se debe pagar por concepto de importación o exportación de bienes.