Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1926 - 1930
  2. 1931 - 1935
  3. 1936 - 1940
  4. 1941 - 1945
  5. 1946 - 1950

La ciencia y la tecnología en Uruguay 1900-2000 / Uruguay

Ficha

Durante el siglo XX los importantes avances en ciencia y tecnología, provenientes principalmente de los países desarrollados, posibilitaron grandes transformaciones en todas las áreas de la vida cotidiana. Al igual que la mayoría de los países de América Latina, Uruguay se destacó por el consumo de tecnología más que por la generación de esta. Si bien el desarrollo tecnológico y científico existió siempre en pequeña escala en el Uruguay, sobre finales del siglo se incrementó notoriamente.

A fines del siglo XIX se produjo la primera gran evolución tecnológica en Uruguay: el alambramiento de los campos. Esto permitió la mejora de las razas de ganado y, con ello, se hizo necesaria la transformación del transporte y el comercio.

En la primera mitad del siglo XX Uruguay desarrolló un proceso económico de crecimiento interno. En ese período se impulsó la creación de una industria nacional que generara los productos que el país necesitaba. En este segundo proceso de evolución tecnológica el país siguió dependiendo de las innovaciones provenientes del exterior pero las adaptó a las necesidades propias.

En la segunda mitad del siglo XX Uruguay tuvo un nuevo empuje de desarrollo tecnológico y científico. En esa etapa se destacaron: el primer implante de un marcapasos en América Latina, por los doctores Orestes Fiandra y Roberto Rubio; la creación de las usinas transportables potabilizadoras de agua, que evitan brotes epidémicos y permiten una mayor producción de agua potable en el interior del país; y numerosas investigaciones científicas que permitieron mejoras en la producción agrícola y en el conocimiento de la flora y fauna.

En las últimas décadas del siglo también se realizaron esfuerzos por mejorar la estructura productiva con la construcción de carreteras, puentes y represas hidroeléctricas. Si bien la innovación continuó centrándose principalmente en la producción de materia prima, surgieron nuevas áreas de interés como el turismo, las telecomunicaciones y la informática. Esta última área tuvo un gran impulso en los últimos años del siglo, y se comenzó incluso a exportar software, generando así un campo de innovación tecnológica importante.

En los primeros años del siglo XXI se implementó el Plan Ceibal, que tiene como uno de sus objetivos alentar el uso de las nuevas tecnologías.