Plan Ceibal Línea de tiempo

  1. 1776 - 1800
  2. 1801 - 1825
  3. 1826 - 1850
  4. 1851 - 1875
  5. 1876 - 1900
  6. 1901 - 1925
  7. 1926 - 1950
  8. 1951 - 1975
  9. 1976 - 2000
  10. ACTUALIDAD
  1. 1976 - 1980
  2. 1981 - 1985
  3. 1986 - 1990
  4. 1991 - 1995
  5. 1996 - 2000

Brasil, el golpe de 1964 y la dictadura 1964-1985 / Brasil

Ficha

En 1964, un golpe de Estado liderado por las fuerzas armadas brasileñas derrocó al presidente constitucional João Gulart e instaló una dictadura militar que duró hasta 1985. La base del pensamiento político de la dictadura brasileña era la doctrina de la seguridad nacional, un modelo político desarrollado en América Latina en el contexto de la guerra fría. Este régimen participó del Plan Cóndor, un acuerdo entre las dictaduras del Cono Sur para la persecución de enemigos políticos.

El gobierno de João Gulart enfrentó una serie de dificultades que lo debilitaron en los primeros años de la década de 1960. La crisis del modelo de desarrollo industrialista había afectado duramente a la economía brasileña desde el final de la década de 1950 y sus efectos se hicieron sentir rápidamente en la vida política del país. A la vez, el panorama social se fue radicalizando. Por un lado, los grupos conservadores presionaban al gobierno para que limitara su política intervencionista y, por otro, los sectores populares reclamaban una mayor intervención del Estado en materia económica.

Frente a esta tensión, el presidente Gulart eligió aumentar el gasto público y promover una serie de reformas progresistas que enojaron a los grupos conservadores. Esos sectores tenían gran influencia sobre las fuerzas armadas. Por otro lado, durante los últimos años de la década de 1950, algunos oficiales del ejército brasileño habían desarrollado las bases de la doctrina de la seguridad nacional, promovida por Estados Unidos desde la Escuela de las Américas. Esta doctrina sostenía que, en el marco de la guerra fría, el enemigo ya no provenía del exterior sino que era interno, en la medida que consideraban que los grupos marxistas habían influenciado a los movimientos populares.

A comienzos de 1964, el presidente Gulart carecía de apoyos políticos sólidos y su gobierno era muy frágil. Los grupos conservadores intensificaron la presión al gobierno luego de que el presidente promoviera una serie de decretos de reforma profunda. El 31 de marzo de ese año, un grupo de militares derrocó al presidente e instaló una dictadura que persiguió a la oposición, limitó las libertades y violó los derechos humanos hasta 1985 en que retornó la democracia.